Karla Diaz


Mi primer ENRJ (ENRJ del 2018), puedo decir que fue por obra y gracia de Dios que pude participar. Mis padres con el temor de que nunca me habían dejado sola por mucho tiempo y que era menor de edad, no me dieron el permiso y tengo que confesar que insistí mucho. Me sentí muy triste cuando me di cuenta que estaban muy firmes en su respuesta y yo desistí, no voy a negar que me desanime mucho, pero aun en mi desanimo de no poder participar hubo una esperanza y le pedí a Dios que si era su voluntad que yo participara, Él que todo lo puede, iba acomodar todo, pero las dudas llegaron, no estaba inscrita en mi parroquia y ya había terminado el tiempo de inscripción y quedaban pocos días para que la pastoral juvenil de mi parroquia partiera al ENRJ, aun así deje todo en manos de Dios. Y aun yo teniendo dudas, pensando que no era momento de participar, al día me dieron el permiso de ir, quede impactada y no dudé en que Dios de verdad lo puede todo, le prometí vivir el encuentro  con toda la disposición. Aunque no pude participar el año pasado, aquí estoy en mi segundo año teniendo la misma disposición en mi corazón para recibir a Jesús, aunque no negare que me sentía desanimada de no poder estar presente, se que Dios tiene un plan para todo y aun viviendo lo de esta manera sigo sintiendo ese ardor en mi corazón en cada momento.  Muchas gracias a todos aquellos que hacen posible que se lleve a cabo aun a la distancia, Dios les siga bendiciendo y usándolos como instrumento suyo. Bendiciones.

Kristofher


¿Saben que ha sido el ENRJVIRTUAL para mí?

¿Recuerdan cuando los discípulos iban en la barca con Jesús dormido (pero presente) en ella y tenían mucho miedo porque sentían que su barca se sucumbia ante la tempestad y la tormenta? Bueno Jesús este fin de semana vino a calmar la tempestad de la vida de miles de jóvenes y no solo a calmar la tempestad, sino también a recordarnos que Él va con nosotros en la barca, que Él sí está con nosotros en la misma barca. Señor danos un corazón que pueda reconocer tu presencia en las dificultades y en las bendiciones.
 

Déjanos conocer tu experiencia en el ENRJCHITRÉ